En este post me voy a enfocar en el cuadrante de abajo y a la izquierda del cuadro que muestra la metodología que aplicamos en Babel-Team, o sea en escalar con una Misión, o dicho en términos simples y directos: cómo dejar de jugar a ser empresario y pasar a tener un negocio Sustentable, Sistemático, Repetible?

De una forma más simplificada:

El papel del líder y la Misión

¿El papel do líder es…?  Esa es una pregunta que siempre me hago.

Yo asumo que mi papel en Babel-Team es establecer la Visión (de la cual la Misión es un componente) con la mayor participación de nuestro equipo y facilitar a cada integrante del equipo su contribución a la Misión.

Metodología establecer la Misión

La Misión, la tercera parte clave de una Visión eficaz, es un Objetivo Grandioso, Descabellado, Audaz (OGDA) que sirve como punto focal del esfuerzo.

Para comprender rápidamente el concepto de Misión, piense en la misión lunar de la NASA, tal como la expresó el Presidente Kennedy en 1961:

“Esta nación debe dedicarse a alcanzar el objetivo, antes de que termine esta década, de aterrizar a un hombre en la luna y devolverlo a tierra.”

A diferencia del propósito, que nunca se alcanza, una Misión debe ser alcanzable.

Traduce los Valores y el Propósito en un objetivo energizante y altamente enfocado – como la misión lunar. Es nítido, claro, audaz, estimulante. Requiere poca o ninguna explicación. La gente “lo consigue ver” enseguida.

Una vez que se cumple una Misión, vuelves al Propósito de establecer una nueva Misión.

Recuerda la analogía de perseguir a una estrella guía a través de una montaña. Tu Propósito es la estrella guía, siempre ahí fuera en el horizonte, nunca alcanzable, pero siempre jalando de ti hacia adelante. Tu Misión es la montaña específica que estás subiendo en cualquier momento. Una vez que alcanzas la parte superior, miras otra vez a la estrella de guía y eliges otra montaña para subir.

Una buena Misión tiene una línea de meta. Tienes que ser capaz de saber cuándo lo has logrado, como la Misión de la luna o la cumbre de la montaña. Una buena Misión es arriesgada, cayendo en el área de incertidumbre donde la razón dice: “Esto no es razonable”, y la intuición dice: “Pero creemos que podemos hacerlo sin embargo”.

Nos gusta usar la siguiente frase para transmitir la idea de la Misión:

Objetivo Grandioso, Descabellado, Audaz (OGDA)

Por último – y esto es importante – una buena Misión tiene un marco de tiempo específico para su logro.

El proyecto a luna era un hermoso ejemplo de tal Misión. Fue emocionante. Era grande, descabellado y audaz, pero alcanzable. Tenía una línea de meta clara y tenía un marco de tiempo.

No establezcas una Misión como esta:

Ser productor de productos automotrices que satisfagan las necesidades de los consumidores y proporcionen un retorno adecuado a los accionistas.

Establece una misión como la de Henry Ford en 1909:

Vamos a democratizar el automóvil

En Babel-Team establecemos nuestra Misión no por análisis puro, sino por análisis más intuición.

Nunca serás capaz de demostrar con anticipación que una Misión audaz va a ser 100% alcanzable. Tienes que saber por instinto que se puede hacer, reconociendo esta simple verdad: una vez comprometidos con un desafío audaz, las probabilidades de éxito cambian.

Hemos enfatizado la importancia de tener un marco de tiempo específico fijado a tu Misión. ¿Hasta dónde debería extenderse una Misión en el futuro? ¿Debe ser algo que se puede cumplir en seis meses? ¿Un año? ¿Tres años? ¿Una década? ¿Cincuenta años?

No hay respuesta definitiva. Algunas misiones tardan 30 años o más en cumplirse. Otras podrían cumplirse en un año o menos. Una buena regla es un horizonte de 5 a 15 años si la Misión es particularmente desafiante. Por supuesto, algunas misiones se pueden cumplir más rápidamente que en cinco años. Puede ser apropiado y eficaz tener un marco de tiempo corto.

Cuidado con el síndrome “Hemos llegado”

Sea cual sea la Misión de duración determinada, asegúrate de reconocer cuándo la has cumplido y, lo más importante, establece una nueva. De lo contrario, puede caer en una de las más peligrosas de las trampas: el “Síndrome de Hemos llegado”.

Es absolutamente esencial reconocer cuando has cumplido una Misión y por lo tanto necesitas establecer una nueva.

La Misión de Babel-Team

Nuestra Misión está representada en un gráfico. Es claro que los números en el gráfico están sustentados por cálculos en una planilla. Pero, lo que nuestra Misión quiere hacer es INSPIRAR al equipo e inspirarme a mí. Por eso no es un material de marketing para afuera y si un material sólo para adentro de la empresa.

Las montañas son los hitos o mojones que necesitamos alcanzar.

Este gráfico nos ayuda a conectar cada pequeño esfuerzo del día-a-día con el la montaña anual y, cada montaña, con nuestro Propósito.

Si quieres ver la metodología que seguimos paso a paso e iniciar o continuar tu Visión, descarga el documento de más abajo.

Repito lo del principio: si buscas un negocio para durar, necesitas hacer de él algo Sustentable, Sistemático y Repetible. ¡Búscame si necesitas ayuda!

Sobre el autor:
Jorge Aldrovandi – CEO de Babel-Team.

Es pionero en servicios de marketing vía internet en Uruguay, su país natal, y en Brasil, donde vive desde 2002. Trabaja con automatización desde 2010. Es responsable de la planificación estratégica y modelo de negocios de clientes en Brasil, en América Latina, Portugal y España.

Siendo nieto de italianos, desde pequeño a Jorge le gusta mucho establecer vínculos y por eso, buena parte de sus clientes terminan siendo también socios y amigos. Cuando le preguntan: ¿Cómo desarrolló una red tan grande de socios? siempre responde: ¨Tomando un vino y comiendo buenas pizzas¨.

Los valores de Babel-Team son también los valores de Jorge: ¡Ética siempre, respeto por encima de todo y crecimiento constante!

Quiero seguir las novedades

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *